Mapa.

Un mapa es una representación gráfica y métrica de una porción de territorio sobre una superficie bidimensional, generalmente plana, pero que puede ser también esférica como ocurre en los globos terráqueos. El que el mapa tenga propiedades métricas significa que ha de ser posible tomar medidas de distancias, ángulos o superficies sobre él y obtener un resultado aproximadamente exacto.

Iniciado por el hombre con el propósito de conocer su mundo, y apoyado primero sobre teorías filosóficas, los mapas constituyen hoy en día una fuente importantísima de información, y puede decirse que una gran parte de la actividad humana está relacionada de una u otra forma con la cartografía.

Mapa antiguo.

Actualmente se tiene la inquietud (y la necesidad) de proseguir con la nunca acabada labor cartográfica. El universo en general (y el Sistema Solar en particular) ofrecerá sin duda nuevos terrenos para esta labor que tiene orígenes inmemoriales.

El uso de las técnicas basadas en la fotografía por satélite ha hecho posible no sólo conocer el contorno exacto de un país, de un continente o del mundo, sino también aspectos etnológicos, históricos, estadísticos, hidrográficos, orográficos, geológicos y económicos que llevan al hombre a un conocimiento más amplio de su medio, del planeta en el que vive.

La historia de la cartografía abarca desde los primeros trazos en la arena hasta el uso de técnicas geodésicas, fotogramétricas y de fotointerpretación. Los errores geométricos de un mapa suelen mantenerse por debajo de lo que el ojo humano puede percibir. Es habitual cifrar el límite de la percepción visual humana en 0,2 milímetros.

La cuestión esencial en la elaboración de un mapa es que la expresión gráfica debe ser clara, sin sacrificar por ello la precisión. El mapa es un documento que tiene que ser entendido según los propósitos que intervinieron en su preparación. Todo mapa tiene un orden jerárquico de valores y los primarios deben destacarse por encima de los secundarios.

Para poder cumplir con estas exigencias, el cartógrafo debe crear varios "planos de lectura." En todo momento debe tener presentes las técnicas de simplificación, a base de colores o simbología, sin perder de vista que en un plano de lectura más profunda se pueden obtener elementos informativos detallados. La cantidad de información debe estar relacionada en forma proporcional a la escala. Cuanto mayor sea el espacio dedicado a una región, mayor será también el número de elementos informativos que se puedan aportar acerca de ellos.

En definitiva, todo mapa tiene que incluir una síntesis de conjunto al igual que un detalle analítico que permita una lectura más profunda. El nivel en que se cumplan estas condiciones será igualmente el nivel de calidad cartográfica de un determinado mapa.

Historia de la cartografía.

Parece que todos los pueblos primitivos han tenido cierta forma de cartografía rudimentaria, expresada muchas veces por lo que se podría llamar cartografía efímera: meros trazos momentáneos en la arena o en tierra húmeda. Tal vez éstos no hayan pasado de una simple flecha indicadora de dirección entre dos puntos, pero aun así podemos considerarlos como un primer esbozo cartográfico.

En el plano de lo auténticamente histórico, los mapas más antiguos que se conocen son unas tablillas babilónicas de hace unos 5000 años. No obstante, los primeros mapas con fundamento científico provienen de Grecia y se basan en tratar de reproducir con fidelidad informaciones aportadas por viajeros diversos, intentando conjugar esas informaciones. Se afirma que Tales de Mileto elaboró el primer mapamundi en el que se concibe al mundo como un disco que flota sobre las aguas. Aristóteles fue el primero en medir el ángulo de inclinación con respecto al Ecuador, lo que permite posteriormente deducir la esfericidad de la Tierra e, incluso, la existencia de zonas tropicales y casquetes polares. Hiparco (siglo II a.C.) estableció por primera vez las convenciones matemáticas que permitían trasladar las características de la superficie esférica a un plano, es decir, realizó la primera proyección cartográfica.

Ptolomeo (siglo II d.C.) recogió todos los conocimientos de sus predecesores y presentó el primer panorama completo del progreso cartográfico logrado hasta su tiempo. Publicó un método acerca de la determinación de coordenadas con base en meridianos y paralelos. Con la obra de Ptolomeo se iniciaba la oportunidad de conocer el mundo de una nueva manera: por medio de los mapas.

Después de la obra de Ptolomeo durante muchos siglos se estancó prácticamente la cartografía, por lo que los marinos navegaban usando mapas improvisados, hasta que el descubrimiento de la brújula permitió que elaboraran los primeros portulanos. Entre estos mapas, resultantes de la experiencia, cabe destacar los de las escuelas italiana, catalana, portuguesa, veneciana, francesa y principalmente mallorquina. Los viajes de los venecianos y genoveses al interior de África y los grandes recorridos de portugueses y españoles por las costas de aquel continente -y posteriormente del americano-, dieron un nuevo y gran impulso a la cartografía.

En la época del descubrimiento de América destacaron los grandes cartógrafos como Diego Méndez, Juan de la Cosa, Pedro y Jorge Reinel, Sebastiano Caboto, Oronteus Finaeus, Desceliers y en forma muy especial Gerardus Mercator, quien en 1569 utilizó por primera vez el canevas de proyección. Como un dato curioso, se cuenta que Américo Vespucio, quien recibió la gran distinción de dar nombre al Nuevo Mundo, fue en realidad un cartógrafo destacado pero no excepcional y el quizás inmerecido honor que se le hizo se debió a que un editor que publicó los primeros mapas de las nuevas tierras, señaló a éstas como "tierras de Américo" y el nombre se popularizó de un modo irreversible. El sistema de la proyección de Mercator puede considerarse como el logro más importante en la historia de la cartografía, antes de que en el siglo XX se impusieran las nuevas técnicas de la fotografía aérea y, posteriormente, desde satélites.

En América, concretamente en México, los colonizadores encontraron una cartografía muy adelantada. Los jefes indígenas, según Hernán Cortés, tenían cartas geográficas elaboradas en papel de maguey y pieles, así como tejidos de algodón, henequén y palma, en los que se dibujaba con colores vegetales y en ocasiones se les daba un acabado con barniz. Estos mapas reproducían itinerarios y zonas específicas. Se considera que los españoles agregaron a los mapas existentes notas en español, sustituyendo la huella del pie descalzo por una herradura para indicar los caminos que podían ser transitables a caballo. También se agregó la representación de templos católicos por medio de cruces y posteriormente ideogramas que simbolizaban fuentes, canales y acueductos.

A principios del siglo XX quedaba por explorar alrededor del 5 por ciento de la superficie terrestre. Fue hasta la segunda mitad de este siglo que se logró, con ayuda de los satélites artificiales, la exploración de prácticamente la totalidad de la tierra.

Para la fotogrametría moderna se emplean instrumentos de alta precisión que permiten relacionar las fotografías aéreas y de satélite con las medidas reales del terreno. De ello resulta una información gráfica que hace posible conocer las distancias y los desniveles de una región determinada. La fotointerpretación, a través de la visión estereoscópica da un elevado nivel de detalle, que hace posible llegar a conclusiones verdaderas acerca de las condiciones de los suelos, sus usos actuales y potenciales.

Por otra parte, la aparición de los Sistemas de Información Geográfica (SIG) en los años 70 y su popularización en los 90 del siglo XX han revolucionado la forma de crear y manejar cartografía a través de estas herramientas informáticas que asocian elementos espaciales con bases de datos. Los SIG permiten el análisis y la gestión del territorio a través de cartografía digital de una manera rápida y efectiva.

En la actualidad la elaboración de mapas es una operación compleja en la que participan grupos de más de 50 diferentes disciplinas: fotonavegantes, mecánicos, químicos laboratoristas, geodestas, matématicos, topógrafos, geólogos, biólogos, geógrafos, físicos, agrónomos, edafólogos, ingenieros civiles, economistas y arquitectos, entre otros.

Hubo quienes pensaban que la cartografía iba a estancarse una vez que se plasmara en mapas la superficie de cada región de la Tierra. Pero estaban equivocados, pues ya existen planes serios de hacer mapas de los planetas vecinos de nuestro Sistema Solar. De manera que los mapas, que fueron la forma inicial de conocer la Tierra, muy pronto nos servirán para llevar las fronteras del conocimiento más allá del planeta en el que vivimos.

Tipos de mapas.

Mapa a margen perdido: Mapa totalmente parcial sin margen de forma tal que el espacio cartografiado llega hasta el límite de la hoja.

Mapa actual: Mapa que representa los datos topográficos y geográficos más recientes.

Mapa administrativo: Mapa que representa los hechos principales de la organización administrativa de un territorio especialmente las cuestiones relativas a las fronteras, divisiones y capitales.

Mapa analítico: Mapa temático que representa los elementos de un fenómeno.

Mapa anamórfico: Mapa en el que los territorios se modifican con el objeto que sus superficies resulten proporcionales a las magnitudes de un fenómeno que se quiere representar procurando que se mantenga la contigüidad y las configuraciones de los territorios.

Mapa anticuado: Mapa que tiene un conjunto de detalles que ya no corresponden, en gran parte, con la realidad topográfica y geográfica actual.

Mapa auxiliar: Mapa anexo a otro que lo complementa. Nota: Se sitúa en la misma hoja normalmente y se suele representar en una escala diferente que normalmente es más pequeña.

Mapa auxiliar adyacente: Mapa auxiliar que representa, generalmente a la misma escala, una zona limítrofe a la del mapa principal.

Mapa batimétrico: Mapa hidrográfico que representa el relieve de zonas submergidas.

Mapa catastral: Mapa que representa los límites de la propiedad de la tierra. Sinónimo complementario: plano catastral.

Mapa clave: Ver: Mapa índice.

Mapa continental: Mapa que representa todo un continente normalmente a una escala comprendida entre 1:20.000.000 y 1:50.000.000.

Mapa corocromático: Mapa en el que se marcan áreas cualitativamente diferentes mediante tramas o colores.

Mapa corográfico: Mapa topográfico elaborado a una escala suficientemente pequeña para poder representar grandes conjuntos del territorio de una región, de un conjunto de regiones o de un continente.

Mapa cualitativo: Mapa temático que representa la distribución de fenómenos atendiendo a su carácter nominal o conceptual.

Mapa cuantitativo: Mapa temático que representa la distribución de fenómenos y hechos de acuerdo con su importancia numérica expresada de forma absoluta o relativa.

Mapa dasimétrico: Mapa de coropletas en el que las áreas estadísticas se subdividen en áreas de homogeneidad relativa basándose en informaciones complementarias. Nota: es un mapa utilizado principalmente para representar densidades de población.

Mapa de base: Mapa reproducido totalmente o parcialmente en uno o diversos colores que sirve para sobreponer en él datos temáticos.

Mapa de base: Mapa inicial que resulta de un levantamiento topográfico o fotogramétrico. Por ejemplo: el mapa topográfico estatal. Nota: generalmente se trata de un documento oficial a gran escala del que posteriormente se formaran el resto de los mapas. Es un concepto opuesto a mapa derivado.

Mapa de carreteras: Mapa que representa fundamentalmente las carreteras que se muestran clasificadas en categorías según sea su importancia viária.

Mapa de coropletas: Mapa temático que representa la distribución espacial de un fenómeno mediante tramas o diferentes tonos de color o de gris en la que la gradación de intensidad expresa diferentes intervalos de un fenómeno en unidades territoriales, administrativas o convencionales.

Mapa de corrientes: Mapa que representa la velocidad y la dirección de las corrientes marinas.

Mapa de cotas: Ver: hoja de cotas.

Mapa de cuadrícula: Mapa que tiene una cuadrícula superpuesta o indicada en su marco.

Mapa de curvas batimétricas: Mapa batimétrico que representa el relieve de las profundidades subacuáticas mediante el uso de isobatas.

Mapa de curvas de nivel: Mapa que representa un relieve mediante curvas de nivel.

Mapa de estrella: Planisferio que representa la superficie de un globo en forma de estrella. Nota: En este tipo de mapa la proyección se ha realizado a partir de dos definiciones matemáticas diferentes que suele ser una para la parte central y la otra para las puntas de la estrella.

Mapa de ferrocarriles: Mapa itinerario que representa la red de ferroviária, las estaciones y apeaderos y las infraestructuras ferroviárias o que sean de interés para los usuarios.

Mapa de flujos: Mapa temático que representa las direcciones de movimiento mediante líneas de ancho variable, proporcionales a su importancia y esquematizadas de acuerdo con el trazado. Sinónimo complementario: mapa de líneas de flujo.

Mapa de franjas: Mapa temático en el que se ha dividido la superfície de cada unidad territorial en franjas paralelas y de superfície proporcional a los valores sectoriales del fenómeno representado.

Mapa de frecuencias: Mapa temático que representa el número de veces que un hecho o un fenómeno se manifiesta en una zona o lugar determinados.

Mapa de husos: Mapa que representa su campo mediante unos husos que normalmente están unidos en los puntos del ecuador o en los de los polos.

Mapa de husos horarios: Planisferio que representa los husos horarios.

Mapa de intensidades: Mapa temático que representa los fenómenos de acuerdo con el grado de fuerza o de actividad.

Mapa de isopletas: Mapa que representa las variaciones de un fenómeno mediante el uso de isopletas.

Mapa de la luna: Mapa que representa la superfície de la Luna.

Mapa de líneas: Mapa que tiene su representación gráfica hecha a base de líneas.

Mapa de líneas aéreas: Mapa itinerario que representa las rutas de las líneas aéreas regulares.

Mapa de líneas de flujo: Ver: Mapa de flujos.

Mapa de líneas de navegación marítima: Mapa itinerario que representa las rutas marítimas regulares y, a menudo, también las fluviales.

Mapa de Mercator: Mapa establecido en la proyección de Mercator.

Mapa de normales: Mapa que representa un relieve mediante normales.

Mapa de orientación: Mapa que representa elementos topográficos seleccionados con el objeto de poder realizar una interpretación rápida y sencilla de la propia localización y de otros elementos o lugares significativos. Se utiliza para poder seguir alguna ruta.

Mapa de pendientes: Mapa temático que, mediante cualquier sistema gráfico, representa los diferentes grados de pendiente de un territorio.

Mapa de previsión: Mapa que representa la situación o evolución probable de los fenómenos determinados para un periodo o una fecha futura.

Mapa de puntos: Mapa temático cuantitativo en el que la distribución de un objeto o fenómeno es representada por puntos.

Mapa de situación: Mapa, generalmente a pequeña escala, que indica la situación de una zona o de una hoja cartográfica dentro de un territorio mayor.

Mapa de superfície: Ver: mapa del tiempo de superfície.

Mapa de tintas batimétricas: Mapa batimétrico que representa las zonas submergidas mediante diferentes graduaciones de color.

Mapa de tintas hipsométricas: Mapa topográfico que representa la altura mediante diferentes graduaciones de color.

Mapa de topografía relativa: Mapa del tiempo que representa el espesor o las diferencias de altitud entre dos niveles de presión.

Mapa del cielo: Ver: planisferio celeste.

Mapa del mundo: Mapa que representa toda o buena parte de la superfície terrestre.

Mapa del relieve: Mapa orográfico que representa el relieve, mediante diversos métodos que normalmente son de efecto plástico.

Mapa del tiempo: Mapa que representa los valores de algunos elementos meteorológicos, en especial la presión, los fenómenos atmosféricos y los frentes en un momento determinado.

Mapa del tiempo de altitud: Mapa del tiempo que representa, mediante isohipsas, las alturas en la que hay una presión determinada y, mediante isotermas, las temperaturas en estas alturas.

Mapa del tiempo de superfície: Mapa del tiempo que representa, básicamente, las presiones en superficie reducidas al nivel del mar, mediante isobaras, con su valor y el símbolo de las configuraciones principales y los frentes.

Mapa densimétrico: Mapa temático que representa la distribución de un hecho o de un fenómeno con datos cuantitativos referidos a una unidad de superfície.

Mapa derivado: Mapa que se ha obtenido a partir de un mapa considerado como principal, con o sin reducción de la escala, directamente de uno o diversos mapas de base o a partir de otros mapas derivados. Nota: es un concepto opuesto al de mapa base.

Mapa diagramático: Ver: cartodiagrama.

Mapa diagramático de barras: Mapa temático que representa un hecho o un fenómeno distribuido territorialmente mediante una o más barras de altura siendo éstas proporcionales a su valor que se va a representar.

Mapa diagramático de cuadrados: Mapa temático que representa la superfície de cada unidad territorial dividida en cuadrados que se cubren de tramas o colores diferentes de forma tal que el número de cuadrados de cada tipo sea proporcional a los valores parciales de los fenómenos representados.

Mapa didáctico: Mapa elaborado con finalidades instructivas.

Mapa en blanco y negro: Mapa monocromo que ha sido impreso en negro, o valores de gris, sobre un fondo blanco.

Mapa en el texto: Mapa impreso en el cuerpo de un texto, un artículo o un libro. Nota: Es un concepto opuesto al de mapa de fuera de texto.

Mapa en gris: Mapa monocromo impreso en gris suave utilizado el color tanto como base de fondo como de trabajo.

Mapa en perspectiva: Mapa en el que se ha utilizado una perspectiva para la representación de un territorio.

Mapa en relieve: Mapa topográfico elaborado en tres dimensiones.

Mapa escolar: Mapa didáctico elaborado y preparado para ser usado en las escuelas.

Mapa esquemático: Mapa con una representación cartográfica muy simplificada.

Mapa estadístico: Mapa temático que representa datos estadísticos normalmente a partir de las unidades territoriales políticas y administrativas.

Mapa exagerado: Mapa que representa determinados fenómenos de tal forma que hace que adquieran más importancia de la que tienen en realidad.

Mapa fascímil: Mapa que reproduce fielmente un mapa antiguo.

Mapa fantástico: Mapa que representa objetos y fenómenos inexistentes o que no se encuentran localizables en la forma y las características en las que se expresan.

Mapa fenológico: Mapa temático que representa las manifestaciones estacionales o periódicas de los seres vivos. Ejemplo: un mapa de la migración de las ballenas.

Mapa físico: Mapa, generalmente a pequeña escala, que representa los rasgos fisiográficos principales de un territorio.

Mapa fisiográfico: Mapa morfográfico que representa las características del relieve a grandes rasgos de una forma figurativa y simplificada utilizando una perspectiva oblícua.

Mapa fuera de texto: Mapa suelto que acompaña un texto, un libro o un artículo. Nota: Es un término opuesto al de mapa en el texto.

Mapa general: Mapa que representa un conjunto de fenómenos geográficos básicos y diversos tales como las costas, la hidrografía, el relieve, las poblaciones, las carreteras, los límites administrativos, la toponímia, etc. Nota: los mapas generales de gran escala de áreas terrestres suelen denominarse mapas topográficos. Unos y otros se consideran habitualmente complementarios y opuestos a los mapas temáticos.

Mapa geomorfológico: Mapa temático que representa las formas del relieve según su génesis, las dimensiones, los tipos y sus relaciones con la estructura y su dinámica. Sinónimo complementario: mapa morfológico.

Mapa geopolítico: Mapa que, mediante una simbología adecuada, representa teorías y hechos de la geopolítica.

Mapa hidrográfico: Mapa que representa, fundamentalmente, los cursos de los ríos y las superfícies con agua.

Mapa hipsométrico: Mapa que representa, fundamentalmente, la altitud de un territorio.

Mapa histórico: Mapa temático que representa los acontecimientos y fenómenos históricos.

Mapa ilustrado: Mapa en el que se hace uso de los dibujos o fotografías en lugar de símbolos cartográficos.

Mapa incunable: Mapa antiguo impreso en los primeros tiempos de la existencia de la imprenta.

Mapa independiente: Mapa que constituye una unidad bibliográfica con un solo tema o título.

Mapa índice: Mapa general donde se sitúan esquemáticamente los diferentes mapas incluidos en una serie o atlas y en los que se indica la página o referencia de localización. Sinónimo complementario: Mapa llave.

Mapa inventario: Mapa que representa de forma exhaustiva la distribución geográfica de un fenómeno determinado.

Mapa itinerario: Mapa que representa la red de vías de comunicación y que se añade, normalmente, las distancias entre los diferentes puntos clave.

Mapa jeroglífico: Mapa elaborado de forma tal que resulte enigmático y difícil de descifrar.

Mapa mental: Imagen cartográfica de un territorio, más o menos distorsionada, que se tiene en el pensamiento.

Mapa minero: Mapa a gran escala que representa la situación y la extensión de una área de explotación minera en la que se describe tanto sus formas topográficas externas como sus estructuras subterráneas. Nota: a menudo una serie de cortes o secciones verticales completan la información cartográfica.

Mapa monocromo: Mapa impreso en un solo color.

Mapa morfográfico: Mapa temático que representa las formas de un terreno de acuerdo con su aspecto.

Mapa morfológico: Ver: mapa geomorfológico.

Mapa morfométrico: Mapa temático que representa las formas de un relieve de una forma cuantitativa ya sea en valores absolutos o relativos. Nota: muchos mapas de pendientes son mapas morfométricos.

Mapa mural: Mapa de grandes dimensiones que representa una información muy útil generalizada y que se puede leer desde una cierta distancia.

Mapa mudo: Mapa que no tiene toponimia y cualquier otro elemento de información escrita.

Mapa nacional: Mapa que representa un territorio de una nación o de un estado normalmente a una escala comprendida entre 1:5000000 y 1:20000000.

Mapa numérico: Imagen digital de un fenómeno o de un accidente geográfico conservada en hojas cartográficas, cintas magnéticas, disketes o en otro soporte para su tratamiento informático.

Mapa oficial: Mapa elaborado por un organismo oficial.

Mapa original: Mapa a partir del cual se obtienen otros mapas. Nota: en particular se consideran mapas originales los mapas obtenidos por la representación de estudios originales.

Mapa orográfico: Mapa que representa la configuración física de un relieve mediante tintas hipsométricas, sombreados o cualquier otra técnica.

Mapa pictórico: Mapa que representa los accidentes topográficos, los objetos o los fenómenos mediante signos pictóricos en lugar de utilizar los signos convencionales habituales.

Mapa pictórico del relieve: Mapa que representa el relieve y cualquier otro accidente topográfico en posición planimétrica aproximada utilizando signos pictóricos la cual cosa hace que se de una sensación parecida a la de una perspectiva oblícua.

Mapa planimétrico: Mapa topográfico en el que no se representa el relieve.

Mapa plegable: Mapa que se puede doblar para facilitar su conservación y consulta.

Mapa pluviométrico: Mapa temático que representa la cantidad y distribución de las precipitaciones caídas en un territorio y en un periodo de tiempo determinado.

Mapa polícromo: Mapa impreso en diversos colores.

Mapa político: Mapa, generalmente a pequeña escala que representa las divisiones políticas y administrativas de un territorio que se diferencian normalmente usando diferentes tintas para ello.

Mapa primitivo: Mapa realizado antes de los primeros levantamientos topográficos realizados sistemáticamente y con precisión.

Mapa principal: Mapa que constituye un elemento esencial de una hoja cartográfica y que suele ir complementado con uno o varios mapas auxiliares.

Mapa regional: Mapa que representa una región o una parte de un territorio a una escala normalmente comprendida entre 1:1000000 y 1:5000000.

Mapa sinóptico: Mapa temático que representa dos o más tipos de fenómenos con el objeto de expresar sus relaciones funcionales. Por ejemplo: un mapa del tiempo.

Mapa sintético: Mapa temático que a partir de un objetivo preciso representa un fenómeno en su conjunto a través de sus relaciones internas.

Mapa temático: Mapa que, sobre una base topográfica elemental de referencia, destaca, mediante la utilización de diversos recursos de las técnicas cartográfica, correlaciones, valoraciones o estructuras de distribución de algún tema concreto y específico. Nota: convencionalmente el mapa topográfico y toda la cartografía general son considerados complementarios, incluso opuestos al mapa temático.

Mapa topográfico: Mapa que representa la planimetría y la altimetría de las formas y dimensiones de elementos concretos, fijos y duraderos de una zona determinada de la superfície de un terreno.

Mapa topográfico nacional: Mapa topográfico, generalmente a escala 1:50000 o 1:25000, que sirve de mapa de base del territorio de una nación o de un estado.

Mapa transparente: Mapa impreso sobre un material transparente o translúcido que se superpone a uno o diversos mapas que tienen el mismo campo y escala con el objeto, principalmente, de complementar la información.

Mapa turístico: Mapa que incluye información útil para el turismo relativa a la localización urbana y a las vías de comunicación destacando los puntos de interés histórico, paisajístico, etc.